¿Cuándo acudir a terapia de pareja?

Lorena Castañeda Gutiérrez ¿Cómo saber si necesitamos terapia de pareja? ¿Cuándo acudir?

Lo habitual es que las parejas acudan cuando están al borde de la ruptura. Lo ideal sería que viniesen cuando ven que existen dificultades que no se están resolviendo con las estrategias que utilizan habitualmente. Muchas veces esas cuestiones se van sumando hasta que “ya no pueden más” y es entonces cuando se busca una solución externa. Sean cuales sean las circunstancias, el acudir a un psicólogo suele ayudar mucho, por el aprendizaje de estrategias que les permiten mejorar su relación o bien porque al trabajar sobre la relación se dan cuenta de que lo mejor para ellos es romper definitivamente. En este último caso les puede servir para no cometer los mismos errores con una futura pareja gracias a las estrategias que han aprendido y a una nueva perspectiva sobre las relaciones.

Principales motivos por los que se acude a terapia de pareja, las señales de alarma

  1. Suelen hablarse cada vez con menos afecto. Si cualquier desacuerdo en algo sin importancia puede llevarles a una bronca y no saben qué es lo que están haciendo mal. Ejemplo de frases típicas: Es que tú siempre… Es que tú nunca…
  2. Malinterpretan constantemente las palabras, gestos y actitudes del otro. Ejemplo: Calla mientras le cuento algo importante (seguro que no dice nada porque todo le da lo mismo)
  3. El sexo es cada vez menos frecuente y menos satisfactorio. Ejemplo: Estamos cada vez más insatisfechos. Uno de los dos o los dos son incapaces de tener relaciones estando tan enfadados y nos enfadamos tan a menudo…
  4. Se ha perdido la confianza y existen celos. Ejemplo: Me puede ser infiel en cualquier momento así que prefiero enterarme de todo y así me tranquilizo. Le miro el móvil y vigilo sus redes sociales sin que se entere para calmarme.
  5. Los sentimientos se van apagando. Ejemplo: Ya no estoy tan seguro/a de estar enamorado/a.
  6. Infidelidad. Ejemplo: Me resulta más atractiva la idea de dejarme llevar por la atracción hacia otra/s personas porque en mi relación de pareja no me siento como me gustaría. Me ilusiona más lo que imagino con otra persona.
  7. No son capaces de llegar a acuerdos, empieza a ser más importante simplemente el ganar. Ejemplo: Siempre es lo que tú quieres, me da lo mismo si tengo razón o no, no voy a ceder.
  8. Me siento solo/a constantemente. Ejemplo: Preferiría estar solo/a realmente que sentirme así estando con mi pareja.
  9. Hay maltrato emocional. Ejemplo: A menudo se nos van de las manos las discusiones, nos faltamos al respeto, “metemos el dedo en la llaga”, rompemos cosas…
  10. Tienen problemas que nunca han llegado a solucionar. Ejemplo: Me he callado demasiadas veces el hecho de que él/ella no colabora con las tareas de la casa/cuidado de los hijos/la economía familiar. Las veces que lo he dicho hemos acabado con una bronca y después todo sigue igual.

Resumen ¿Cuándo acudir a Terapia de Pareja?

Son muy diversos los motivos pero he intentado ejemplificar los más habituales en el contexto de mi consulta: falta de afecto, brusquedad, malas interpretaciones, carencia de relaciones sexuales, falta de confianza y/o celos, cambios en los sentimientos, infidelidades, mala comunicación, maltrato y cuestiones pendientes.

Espero que este artículo acerca de ¿cuándo acudir a terapia de pareja? te haya servido para saber si realmente necesitan terapia de pareja. Si necesitan ayuda profesional pueden contar conmigo.