Psicólogo Tenerife Lorena Castañeda

Sexólogo en Tenerife

Lorena Castañeda

Tu sexólogo de confianza en Tenerife y La Laguna

Los trastornos o dificultades sexuales pueden ocasionar problemas en la relación de pareja cuando no se les pone una solución adecuada a tiempo. Dichos trastornos también pueden ser consecuencia de que la relación de pareja no va bien.

Las disfunciones sexuales pueden ser un problema primario o bien secundario a otros. En cualquier caso, una vez que se presentan, afectan mucho a la satisfacción en este ámbito y es motivo de muchas consultas en terapia de pareja. Tras un proceso de evaluación para conocer cuáles han podido ser los factores precipitantes (los que lo han ocasionado la primera o primeras veces) y cuáles son los mantenedores (los que han hecho que el problema no desaparezca con el paso del tiempo) se sigue un programa cognitivo-conductual adaptado a cada caso concreto.

Suele resultar difícil consultar a una especialista o sexólogo por este tipo de dificultades, pero quizás ha llegado la hora de vencer el miedo para poder efectuar un cambio. Probablemente haya afectado a tu relación provocando problemas de pareja. Es el momento ¡Mejora tu vida Sexual!

Índice de contenido

Problemas sexuales. Soluciones que ya habrás probado y no funcionan

Las personas, de manera natural, buscan la manera de resolver estas dificultades por sí mismos porque la idea de hablar de cuestiones tan personales con un desconocido puede resultar desagradable. En muchas ocasiones se tiende a intentar variar en algunos aspectos las relaciones sexuales que se tienen habitualmente: pensando en otras cosas (eyaculación precoz) intentando buscar la manera de que la relación termine cuanto antes (cuando la líbido es baja y hay falta de deseo) intentando controlar en todo momento el nivel de excitación para que no disminuya (disfunción eréctil o problemas de erección) evitando todo contacto físico con la pareja, incluídas las muestras de afecto, para evitar que la pareja pueda sentir excitación y se produzca la incómoda situación de tener que decir que “no me apetece” (tanto en los casos en los que hay ausencia de deseo sexual como en los de la disfunción eréctil, eyaculación precoz y dolor coital) tener relaciones en las cuales la persona queda insatisfecha porque no llega al orgasmo nunca o casi nunca (falta de placer en las relaciones sexuales, anorgasmia) evitar el llegar al momento de la penetración (por sentir dolor en el coito como es el caso de la dispaurenia, por ser imposible en el vaginismo o por miedo a “no cumplir”) abandonar la relación de pareja, no por falta de afecto, sino para poder dar rienda suelta al deseo sexual porque resulta incontrolable (adicción al sexo) tomar viagra sabiendo que la causa es psicológica (disfunción eréctil).
 
Todos estos intentos de solución son muy habituales entre los pacientes que acaban acudiendo a mi consulta.
Sexologo Tenerife La Laguna

¿Cómo se supera un trastorno sexual?

Para los trastornos sexuales más habituales los psicólogos sexólogos contamos con una serie de protocolos a seguir que han demostrado ser muy eficaces. Dichos protocolos tienen que ser adaptados por el profesional a cada caso particular para un mejor resultado. Siempre es conveniente combinar los ejercicios que se les pide que realicen semanalmente con educación sexual. En muchísismos casos es clave que, a través de un diálogo en el que se trata el sexo de una manera natural, se abra una nueva perspectiva del mismo, una nueva actitud más abierta.
Es necesario acudir a un profesional de la psicología que tenga conocimientos acerca de los trastornos sexuales (sexología) para asegurarse un buen tratamiento.

¿Por qué es tan importante el sexo?

Tener una vida sexual plena no es imprescindible para vivir pero sin embargo nos enriquece como personas. En las relaciones sexuales se muestra lo más íntimo de cada uno, es la forma de relacionarse más cercana posible. En la cama se adquiere un conocimiento más profundo del otro y de uno mismo. Si una persona es insegura o segura, juguetona o no, convencional o abierta a probar cosas nuevas, comunicativa o no y conoce o desconoce su propio cuerpo son cualidades que afectan mucho a la manera de comportarse en el terreno sexual. Estos han sido solamente algunos ejemplos de las múltiples características que las personas pueden mostrar en la intimidad. Como sexologa es importante fomentar que los pacientes crezcan en estos aspectos tan centrales, eso sí siempre desde el respeto.

¿Cuáles son los trastornos sexuales más habituales?

Falta de deseo sexual

Adicción al sexo

Eyaculación precoz

Cuando el hombre llega al orgasmo mucho antes de lo deseado o esperado.

Eyaculación retardada

Cuando el hombre ve que se retrasa en exceso la llegada del orgasmo.

Disfunción eréctil (problemas de erección o impotencia)

Anorgasmia 

Dificultad o imposibilidad de alcanzar el orgasmo

Dispaurenia

Dolor durante la actividad coital o penetración.

Miedo a tener relaciones sexuales

Vaginismo

La vagina se tensa y cierra ante cualquier intento de penetración.

¿Afecta el sexo a la relación de pareja?

En la terapia de pareja hay que tener en cuenta que la insatisfacción sexual puede darse por diversas causas. Pueden haberse instalado en la monotonía y ello suele asociarse a su vez a una disminución de la frecuencia de las relaciones sexuales. Así mismo, con el tiempo, las parejas suelen empezar a descuidar la calidad de sus encuentros porque se une la falta de tiempo con la rutina y van progresivamente más “al grano”. La satisfacción y el placer que se obtiene en las relaciones sexuales a las que se les dedica más tiempo, dándole mucha importancia a los detalles, las sorpresas, el coqueteo y los juegos no es comparable con el placer de una relación sexual mucho más breve que podríamos considerar “una carrera hacia el orgasmo” Las parejas que tras muchos años de matrimonio siguen teniendo relaciones sexuales habituales y muy satisfactorias son las que cuidan los detalles y le dedican más tiempo al sexo.
En la Terapia de pareja por infidelidad el motivo de no suele reducirse a un problema sexual previo a dicha infidelidad, suele involucrar distintos ámbios de la relación y la razón por la cual muchos acuden a terapia.  Es necesario el restablecimiento de la confiaza, la comunicación, el afecto y el deseo que suelen haberse perdido en el camino. Uno de los aspectos más difíciles de afrontar para la persona que ha sido “engañada” es intentar perdonar sospechando que hay cuestiones importantes, acerca de la infidelidad o infidelidades, que su pareja calla.
Las relaciones sexuales son muy importantes en las relaciones de pareja por ello, en consulta, intento darles una nueva perspectiva, darles herramientas para superar sus dificultades mejorando la calidad y cantidad de sus encuentros. En la terapia trabajo la comunicación, la intimidad, los posibles tabúes, miedos y la falta de educación sexual entre otros para ayudarles a superar sus problemas de pareja.
Si quieres saber más sobre la Terapia de pareja haz click aquí: Terapia de pareja Tenerife

¿Te da miedo ir a un psicólogo - sexólogo?

Es un miedo muy habitual y por ello mi labor como profesional es facilitar que el paciente se sienta cómodo para poder expresar sus dificultades. Crear un clima de confianza es mi primera tarea en la psicoterapia, más aún en los casos en los que el motivo de consulta está relacionado con el ámbito sexual. Muchas veces les sirve también de ayuda el que les adelante algunas cosas de las que creo que les puede estar ocurriendo. 

Tu Sexólogo en Tenerife Lorena Castañeda Gutiérrez. Puedo ayudarte, contáctame ahora.

¿Qué es normal en el sexo y qué no?

Aunque esta es la manera en la que las personas se suelen plantear si sus hábitos sexuales se encuentran dentro de lo que la sociedad considera normal o no yo suelo preferir hablar de lo que es sano y lo que no. Así el criterio no depende tanto de la sociedad en la que se vive sino más bien de lo que a cada persona le hace sentir bien. Ciertamente hay prácticas en las cuales la persona pone en riesgo su salud mental o física, en estos casos, aún siendo prácticas consentidas y deseadas por ambos miembros de la pareja, estas prácticas si podemos considerarlas poco sanas. Como psicóloga sexóloga considero que el límite no radica en lo frecuente o infrecuente de unas determinadas prácticas sexuales sino en si pueden llegar a perjudicar a uno o ambos miembros de la pareja.  Al tratar de manera abierta estos temas yo, como psicoterapeuta, trato de que cada pareja encuentre la mejor manera de disfrutar se su sexualidad de una manera sana.